¿Te imaginas poder evitar las sanciones por exceder los límites de velocidad establecidos en el Nuevo Reglamento de Tránsito? Pues de acuerdo con “Placa Fantasma”, una empresa que comercializa sus productos por internet, esto ya es una realidad.

Spray, Mica Fantasma, así como los kits Protección Familiar y Protección total son los principales artículos que el comercio ofrece en línea. Los precios van de los 700 a los 2 mil 200 pesos, todo para que las placas del automovilista no sean captadas por los radares que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) utiliza para aplicar las fotomultas.

De acuerdo con el portal placafantasma.com/, el spray fantasma se coloca sobre la placa, lo que la vuelve ilegible ante un flash de cámara; la mica, por su parte, es colocada sobre el plástico trasero de la unidad para hacerla legible al ojo humano, pero no al de un lente artificial; ambos tienen un costo de 700 pesos.

La empresa recomienda utilizar ambos productos “generalmente las ciudades instalan en una misma zona distintos tipos de cámara y la protección se amplía al colocar el Spray Fantasma y la Mica Fantasma al mismo tiempo”, señala en su sitio web, por lo que también comercializan sus productos en paquete.

Con el kit “Protección Familiar”, con valor de 2 mil 200 pesos, el comprador recibe tres micas fantasmas y un spray; mientras que con el llamado “Protección Total”, sólo una mica y un spray.

Placa Fantasma, sostiene, es una empresa legalmente constituida y con 12 años de experiencia, que “comercializa productos legales que son útiles ante eventualidades en donde el conductor del vehículo, sin intención de hacerlo, rebasa el límite de velocidad mínimo”.

Por esta razón, aconseja, verificar el Reglamento de Tránsito de las ciudad donde venden sus productos y respetarlo, ya que no promueven el exceso de velocidad.

Los productos, según especifican en el portal, han sido vendidos en al menos 22 países, entre los que destacan, Canadá, Colombia, Kuwait, Nueva Zelanda, Ecuador, Finalandia, entre otros.

El día de ayer entró el vigor el Nuevo Reglamento de Tránsito, en el que se endurecieron algunas sanciones y se implementaron nuevas, entre ellas la aplicación de las fotomultas, que funcionan con la operación de 40 dispositivos o radares distribuidos en diferentes puntos de la ciudad y con los que se garantiza la aplicación de multas.

Este nuevo sistema está diseñado para capturar el número de placa y registrar el momento en que el conductor no respete los semáforos, cruces peatonales, vueltas prohibidas o los carriles confinados al Metrobús y ciclovías, así como no usar el cinturón de seguridad y utilizar dispositivos móviles al conducir, entre otras faltas.

Los dispositivos también detectan a los vehículos que exceden el límite de velocidad permitido ante la norma vigente, el cual pasó de 70 km/hr a 50 km/hr en vías primarias; en vías secundarias se podrá circular a 40 km/hr; por carriles centrales se podrá circular a 80 km/hr; mientras que en tránsito calmado se irá a 30 km/hr, en zonas escolares y de hospitales a 20 km/hr y en estacionamientos o vías peatonales a 10 km/hr.

Fuente: El Universal