Xalapa, Ver. (apro).-El empresario restaurantero Martín de Jesús Martínez Trujillo perdió la vida cuando intentaba evitar el secuestro de su hija de 16 años en el municipio de Coatzacoalcos, al sur de la entidad.

Los hechos ocurrieron la madrugada de ayer, cuando el empresario fue baleado por sujetos armados en las inmediaciones de la colonia María de la Piedad y después huyeron a toda velocidad con la menor de edad.

El cuerpo de Martínez Trujillo, que quedó tendido sobre el asfalto, presentó tres impactos de bala calibre 9 milímetros.

Esa misma noche, transcurridas diez horas del plagio, la adolescente fue liberada por elementos de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) de la región sur, pero no lograron detener a ninguno de sus captores. Extraoficialmente trascendió que la familia pagó un rescate.

En un comunicado, la Fiscalía General del Estado informó que se llevó a cabo un “trabajo de inteligencia” desplegado entre distintas corporaciones para que efectivos de la UECS lograran “esta misma noche” (lunes 14) la liberación de la joven sana y salva.

“Las indagatorias dentro de la carpeta de investigación siguen su curso, de conformidad con la ley. Se informará a la sociedad de los avances a través de los medios de comunicación”, apuntó.

El día de los hechos, cuando los reporteros de nota roja intentaban tomar imágenes y datos generales de la víctima, policías estatales e integrantes del Ministerio Público les exigieron “apagar sus cámaras y largarse”, so pena de ser arrestados.

Familiares de las víctimas criticaron la reacción de la policía, pues lejos de iniciar la búsqueda de los agresores, arremetieron contra la prensa.

Este martes se realizarán las exequias del empresario, quien era dueño del restaurante “Memelas Prestes” y directivo de la Escuela Técnica Industrial 19.

En septiembre pasado otro empresario de pequeños restaurantes, Bernardo Rajoy Long, también fue asesinado y hasta ahora el caso continúa impune. Posteriormente, en noviembre, el activista y abogado Rodolfo Zapata fue acribillado después de encabezar dos marchas para recriminar al gobierno de Duarte la ola de inseguridad en el estado.

De acuerdo con cifras de la organización Observatorio Ciudadano, este año se han contabilizado más de 30 homicidios violentos en Coatzacoalcos.

Advertisements