Unos 400 activistas veganos se manifestaron con animales muertos en Santiago para exigir respeto para todos los seres y hacer reflexionar a los transeúntes sobre sus hábitos de consumo con motivo del Día Internacional de los Derechos Animales.

“Queremos que la gente se dé cuenta de la cruda realidad que se vive en los mataderos”, explicó a Efe Isabel Collao, portavoz de Elige Veganismo, la asociación organizadora del evento.

Durante una hora y media, los activistas sostuvieron de pie y en silencio los cadáveres de terneros, pollos, cerdos y hasta pelícanos que fueron muertos en mataderos, criaderos o centros de experimentación.

“La mayoría de los cadáveres los hemos sacado de contenedores de basura de las empresas cárnicas, que se deshacen de ellos cuando no pueden aprovechar su carne o sus pieles”, señaló Collao.

Algunos de los cadáveres que sostenían los activistas mostraban contusiones y heridas que, según la activista, son el resultado del maltrato al que son sometidos antes de sacrificarlos.

“Lo que queremos es que la sociedad chilena se dé cuenta de que tomando pequeñas medidas día a día podríamos evitar estas muertes. Si todos tomáramos la decisión de dejar de explotar los animales probablemente cambiaríamos esta cruda realidad”, aseveró.

Para la activista, esta iniciativa, que se celebra en Chile desde 2010, y que en esta ocasión se desarrolló en la céntrica plaza Italia, busca sacudir a los chilenos y hacerlos replantear cómo están actuando con unos seres con capacidad de experimentar angustia, dolor o felicidad.

Advertisements

¿Qué te parece?