El Real Madrid brillante fue solo cuestión de una semana. Tras el bochornoso exilio de la Copa del rey, los merengues lucieron ante el débil Getafe, pero este domingo, ante el complicado Villarreal, volvieron a su versión más oscura. Los pupilos de Rafa Benítez pagaron caro su salida en falso en El Madrigal. En 15 minutos los borraron del terreno de juego, afortunadamente solo recibieron un gol aunque ese desequilibrio fue imposible de revertir.

Pronto el Villarreal se mostró explosivo. Casi de inicio se oyeron detonaciones cerca de Keylor Navas. Jonathan Dos Santos  estrelló en el palo su remate, venía con el tino afinado tras su golazo en la Europa League y se quedó a centímetros de repetir. El Submarino Amarillo siguió venenoso en la ofensiva. Bruno tendió una emboscada a Modric. Robó el balón y la jugada acabó con un pase sencillo de Bakambu a Soldado y un remate inteligente de este bajo las piernas de Keylor para inaugurar el marcador y dastar la locura en el Madrigal.

Al Real Madrid le costó encontrar el ritmo y tardó casi un tiempo en revirar el dominio.  La BBC volvió a su modelo intrascendente. Antes del descanso, Bale transitó por la derecha sin resultar inquietante, Cristiano suspendió en la mayoría de sus desbordes y Benzema anduvo distante del juego. A los remates desviados de Ramos y del francés respondió por dos veces Bakambu en mejor posición y con más intención. También en pegada el Villarreal andaba por encima.

El descanso resultó un oasis para los merengues.  Empujaron y asfixiaron casoi hasyta su área al Villarreal y le faltó solo puntería para igualar pronto. El Madrid le cambió la velocidad al choque y los amarillos no encontraban la forma de frenar esas embestidas.  Apareció Bale, que le sirvió hasta tres goles a Benzema, despilfarrados, y lo probó él con la derecha. El Madrid era mejor jugando al asedio y al espacio, aunque el paso del tiempo le nubló la vista y el gol jamás se apaareció. Así, el Madrid desaprovechó la oportunidad de aprovechar la igualada del Barcelona y observa como su rival citadino, el Atlético, le saca más y más puntos con el transcurso de los partidos.

(FUTBOL TOTAL)

Advertisements