El empresario y filántropo estadounidense Douglas Tompkins ha muerto en un hospital de la Patagonia chilena a causa de una hipotermia. El fundador de las multinacionales The North Face y Esprit, de 72 años, se cayó a un lago al volcarse el kayak en el que estaba navegando.

Pese a que fue atendido en un hospital contra el severo cuadro clínico de hipotermia que sufrió, el hombre ha fallecido, informa la emisora de radio ADN.

Tompkins no era una persona ajena a la región en la que ha perdido la vida. Con el Cono Sur de Sudamérica lo vinculaban más cosas que los objetivos turísticos y las experiencias de viajero. Poseía cientos de miles de hectáreas de tierras y áreas forestales y estaba desarrollando un proyecto que busca convertir los humedales de Esteros del Iberá, en el norte de Argentina, en una zona protegida.

El periódico ‘Clarín’ se refiere al empresario como un ambientalista y un hombre de convicciones profundas. Según sus datos, se desprendió en los años 1980 de sus exitosos negocios en Estados Unidos para dedicarse a la conservación natural específicamente en Argentina y Chile.