Ciudad del Vaticano (Notimex).- Las autoridades italianas y del Vaticano aplican un fuerte operativo de seguridad para custodiar a los miles de peregrinos que participan hoy en la apertura del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

Desde la tarde del lunes todas las calles aledañas a la Plaza de San Pedro fueron cerradas a la circulación y todos los vehículos fueron removidos para el montaje de decenas de vallas de metal que servirán para canalizar a los fieles.

Este martes desde primera hora se formaron filas de peregrinos en los diversos accesos, hasta la apertura de los mismos a las 06:00 horas (05:00 GMT) cuando se permitió el ingreso a la plaza.

Las personas debieron someterse a diversos controles de seguridad, incluido el paso a través de detectores de metales, antes de ingresar a San Pedro donde los espacios se fueron llenando lentamente.

Incluso a unos minutos del inicio de la misa, celebrada por el Papa Francisco, los feligreses continuaban ingresando a la plaza en una mañana gris y lluviosa.

Frente a la Basílica vaticana, en la Plaza Pío XII, fueron colocadas algunas carpas de la Cruz Roja para atender a las personas que lo necesiten, a unos metros de algunas estructuras metálicas montadas para dar servicio a las cadenas de televisión que transmitirán en vivo la ceremonia.

Más de tres mil agentes han sido desplazados en la capital italiana, para este día y los posteriores, aunque el prefecto de la Ciudad de Roma, Franco Gabrielli, aseguró que “no existe una amenaza específica”.

Mientras tanto, la Comunidad del Mundo Arabe en Italia lanzó la etiqueta #TuttiUnitiperilGiubileo (todos unidos por el jubileo) con la cual invitaron a musulmanes, cristianos, judíos y de todas las religiones a “unirse contra el terrorismo y los asesinos”.

Durante la celebración de este martes, el pontífice inaugurará formalmente el Jubileo Extraordinario de la Misericordia abriendo la “puerta santa”, un portón ubicado en la Basílica de San Pedro y que normalmente permanece amurado.

El año santo se extenderá hasta el 20 de noviembre de 2016 y durante el mismo los católicos gozarán de especiales “ventajas” de tipo espiritual.

8339537