YouTube no se detiene. Después del lanzamiento de YouTube Red, su servicio de videos y música que se muestran sin anuncios por US$10 al mes, la empresa estaría ya buscando cerrar tratos con estudios de Hollywood para mostrar programas de TV y películas nuevas.

Según pudo conocer The Wall Street Journal, ejecutivos de YouTube están buscando las licencias necesarias para emitir esos nuevos contenidos, estos irían incluidos en la plataforma YouTube Red, y a diferencia de Netflix, Hulu o Amazon no serían antiguos, sino que intentarían tener lo último de cada espectáculo.

Representantes de YouTube rechazaron hacer comentarios.

Aunque el servicio YouTube Red apenas ha sido lanzado en EE.UU., se espera que comience a llegar a otros países en 2016. Cuando lo haga, Google estará sirviendo su servicio de videos y música por suscripción justo en el momento en el que los usuarios comenzarán a demandarlo. Según un estudio de Digital TV Research, las ganancias globales derivadas de la televisión en línea y servicios de video alcanzarán una cifra de negocio de US$42,000 millones en 2020, más del doble de las estimaciones de US$19,000 millones hechas el año pasado.

Ejecutivos de YouTube ya han explicado que tienen un objetivo para potenciar sus servicios: centrarse en el talento que saltó a la fama en su sitio Web, una política que los distanciará de hacerle el cortejo a estrellas tradicionales. A quienes se han hechos famosos en YouTube la empresa pretende darles cabida en sus películas y series de producción propia. Esto le diferenciará de Netflix o Amazon, que han basado sus éxitos en celebridades tradicionales.

YouTube está utilizando las relaciones que ha desarrollado Google Play con estudios de cine y otros propietarios de contenido para negociar sus acuerdos de streaming que se verían en las pantallas de sus usuarios en 2016.