De tres, tres. Cada vez que las Águilas han enfrentado a Pumas en Liguillas de torneos cortos no solo los ha eliminado sino que el América ha sido Campeón.

La racha perfecta para el equipo azulcrema equivale a maldición auriazul, una historia que comenzó en el Verano 2002 y tiene similitudes con la serie de esta semana: Pumas cerraba como local, pero venía a la baja.

Así lo ve Manuel Lapuente, entrenador del América que venció a los universitarios de Hugo Sánchez en la Semifinal de hace 13 años con un 0-0 en el Azteca y un triunfo en la Vuelta de 2-1 en Ciudad Universitaria.

“Adolfo Ríos regresaba a la cancha de los Pumas, a ganarles. El equipo fue poco a poco ascendente porque cuando yo llegué tenía muchos problemas internos”, recordó.

“Había mucha ilusión dentro del grupo, con gente de mucha experiencia como (Iván) Zamorano, (Duilio) Davino, (Raúl Rodrigo) Lara, que no tenían miedo a nada”.

Ese fue el primero de los tres enfrentamientos en Liguilla de torneos cortos y hasta hoy el último en Semifinales, instancia en la que América y Pumas se encuentran en este Apertura 2015: el jueves en el Estadio Azteca y el domingo en C.U.

En aquel 2002, los de Coapa fueron campeones tras vencer al Necaxa en la Final. Sus siguientes títulos tras dejar en el camino a Pumas fueron en el Clausura 2013, cuando los derrotó en Cuartos de Final para enfilarse al título contra Cruz Azul, mientras que en el Apertura 2014 los dejó en la misma instancia y en la Final fue campeón sobre Tigres.

El único campeonato azulcrema en torneos cortos donde no ha enfrentado a Pumas en Liguilla fue en el Clausura 2005, que ganaron a Tecos.

“La coincidencia está en que nos hayamos enfrentado, pero no en los triunfos, yo creo que el América ha sido superior en esas temporadas”, agregó Lapuente.

En ese 2002, el América incluso jugó en C.U. con una alineación alternativa porque al mismo tiempo disputaban Copa Libertadores. Ahora las Águilas no reservan jugadores, pero tienen también la mente en el Mundial de Clubes.

“Al América lo veo de menos a más, entonces va a ser un pleito sumamente disputado, es un Clásico”, añadió Lapuente.

El estratega cree que si no recupera la garra, Pumas debe preocuparse por lo que mostró en Veracruz durante la Ida de Cuartos de Final el jueves pasado.

“Ellos al revés de lo que nos pasó en 2002 han ido disminuyendo su velocidad, su entrega, su coraje”, señaló. “Si sale así seguro gana el América”.

[MEDIOTIEMPO]

Advertisements

¿Qué te parece?