“Pensábamos que era un accidente, pero ellos dijeron que están acostumbrados a hacerlo. Bajan al área verde”, relató uno de los agentes de FURA.

Policía de Puerto Rico acudió a las instalaciones de un McDonald’s ubicado en la localidad de Hatillo, debido a la alerta de un posible accidente que hubiera provocado la consternada presencia de una avioneta estacionada justo enfrente del restaurante.

Sin embargo, cuando las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), llegaron al lugar, se encontraron con que el piloto había decidido estacionarse en un área verde, únicamente para comprar café en McDonald’s.

“Pensábamos que era un accidente, pero ellos dijeron que están acostumbrados a hacerlo. Bajan al área verde”, relató uno de los agentes de FURA.

El dueño de la avioneta, Rodolfo Rivera, y el otro ocupante, José Torres, no fueron arrestados y continuaron su rumbo con normalidad.

Foto propiedad de: diariometropolitano.com.ve

Con información de CNNEXPANSIÓN.