México, D.F. (apro).- El colectivo Anonymous atizó su guerra cibernética contra el Estado Islámico (EI) y hackeó un sitio del grupo extremista en el que cambió su propaganda yihadista por publicidad del medicamento conocido como Viagra.

“Estén tranquilos; por favor contemplen este hermoso anuncio para que podamos actualizar nuestra infraestructura y ofrecer el contenido del EI que todos ustedes anhelan desesperadamente”, destaca el anuncio de los programadores del equipo GhostSec, un grupo vinculado con los auto llamados hacktivistas de Anonymous, que se manifiesta a favor de la libertad de expresión y la independencia de Internet.

Según un reporte de la cadena árabe Al Bawaba, en un acto de burla al EI y sus seguidores, los hackers invadieron una importante página web del grupo extremista de la llamada “web oscura”, y reemplazaron su contenido en árabe por el anuncio en inglés del medicamento contra la disfunción eréctil.

El mensaje también señala que el EI es “demasiado” en el mundo y que “demasiada gente está involucrada en cosas del Daesh” –acrónimo en árabe del grupo extremista radical que opera en Siria e Irak–, y ofrece una liga para la compra en línea de Viagra.

El vínculo lleva a una farmacia en línea, pero no para comprar la medicina contra la disfunción sexual masculina, sino para adquirir el antidepresivo Prozac e incluso acepta que se pague con Bitcoins, una criptomoneda.

De acuerdo con el reporte de Albawaba, el sitio fue cerrado poco después de la invasión de los hacktivistas de Anonymous de la “web oscura”, una red donde el tráfico es anónimo y no puede ser alcanzado por los motores de búsqueda convencionales.

Destaca que la página, también conocida como ‘Darkweb’, es un amplio espacio en Internet que, por su difícil acceso, es frecuentemente utilizado por terroristas y delincuentes que trafican armas, drogas, pornografía y otros materiales de manera ilegal, manteniéndose en el anonimato.

En el video, Anonymous califica como “sabandijas” a los terroristas que perpetraron los ataques en varios sitios públicos de la capital francesa, el pasado viernes 13, con un saldo de 130 muertos, y prometió “cazarlos”.

En las últimas semanas el colectivo de hacktivistas ha identificado a más de 39 mil sospechosos de pertenecer al Estado Islámico, divulgando la información de sus cuentas de Twitter, al menos 25 mil de las cuales intervino o fueron suspendidas.

Un activista con una máscara de Guy Fawkes protesta en París. Foto: AP / Christophe Ena

Advertisements