TOKIO, CUMANÁ Y WOLFSBURGO (Reuters) — Toyota Motor Corp vendió más unidades en octubre que Volkswagen AG por cuarto mes consecutivo, y se mantuvo como la automotriz de mayores ventas en el mundo en lo que va del año, después de que el fabricante de autos alemán se vio afectado por un escándalo de emisiones en vehículos a diésel.

Toyota dijo este viernes que sus ventas de autos sumaron 8.35 millones de unidades de enero a octubre, por encima de los 8.26 millones entregados por Volkswagen durante el mismo periodo. La japonesa ha superado a Volkswagen desde julio de este año.

Sin embargo, las ventas de Toyota se redujeron 1.2% si se compara con el mismo periodo de 2014, mientras que las del grupo Volkswagen bajaron 1.7% en el mismo lapso.

Volkswagen dijo a principios de este mes que las ventas de su marca cayeron 5.3% interanual en octubre, el primer mes completo después de que la mayor automotriz de Europa admitió que había manipulado pruebas de emisiones de contaminantes en algunos de sus autos vendidos en Estados Unidos desde 2009.

El presidente del comité de empresa, Bernd Osterloh, admitió este viernes que la automotriz registra menos órdenes de autos nuevos, ya que los consumidores redujeron sus compras después de que el grupo admitió la manipulación.

“Hay cautela en las compras. El tema del CO2 ha desatado una mayor crisis de confianza (en los productos de VW) que el tema del nitrógeno”, indicó Osterloh, quien también forma parte del influyente consejo supervisor de VW.

Agregó que puestos de trabajo podrían estar en riesgo si persiste la caída de las órdenes.

Toyota se las ingenia para sobrevivir en Venezuela

La unidad de Toyota en Venezuela apuesta a un renovado proceso de exportación de autopartes como una vía para mantener a flote sus operaciones, golpeadas por una crisis económica y un estricto control de cambio.

La marca despachó el jueves su primer camión cargado con piezas manufacturadas en la ciudad de Cumaná hacia Argentina, a pesar de que la planta en Cumaná, como las otras ensambladoras en Venezuela, opera a capacidad reducida ante la falta de piezas e insumos, que son importados a cuentagotas por las trabas generadas por más de una década de estricto control cambiario.

“Todos los países tienen sus problemas. La clave es encontrar soluciones, alternativas, para no depender del Gobierno. Debes ayudarte a ti mismo, y eso es lo que estamos haciendo”, dijo Steve St. Angelo, presidente ejecutivo de Toyota para Latinoamérica y el Caribe, en una entrevista con Reuters.

Toyota inició la exportación con cuatro tipos de piezas y espera, paulatinamente y hasta finales de 2016, lograr vender en el mercado latinoamericano unas 26 clases de partes.

images

Advertisements