El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, advirtió que en 2018 los partidos políticos mayoritarios tendrán una gran derrota porque la ciudadanía rechaza las políticas públicas que han implementado tanto a nivel estatal como federal.

Lo anterior ocasiona que los mexicanos busquen otras opciones como las candidaturas independientes, expuso.

“El 2016 va a ser un año de competencia fuerte y en el 2018 los partidos sufrirán la mayor derrota de la historia. No soy adivino, simplemente leo Facebook.

“Hay un pronóstico absoluto por el gran rechazo de las políticas públicas de los dos partidos dominantes”, dijo Rodríguez Calderón ante empresarios y presidentes de cámaras manufactureras en el segundo día de trabajo de la Reunión Anual de Industriales que organiza la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Advirtió que no necesariamente eso significa que vayan a perder, sino que habrá más competencia y eso obligará a los políticos a actuar mejor. “La competencia va a ayudar a que este país sea mejor y creo que podemos”.

Sin embargo, dijo que hay gobernantes que quieren perpetuarse en el poder y cometen un error porque la gente se empieza a organizar y a buscar otras opciones hasta llevarlos a la derrota.

Mientras que otros políticos gobiernan pensando en la siguiente elección y eso provoca que no trabajen bien, agregó “El Bronco”.

En el panel “Perspectivas de los Independientes en México”, el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, dijo que la legislación actual da mayores facilidades a los partidos políticos para que registren a sus candidatos, y complica el registro a los independientes.

Pero de lo que se trata es que los electores “digan ‘ya estuvo bueno, quiero participar y tengo la posibilidad de ser independiente’, que puedan votar y ser votados”.

De lo que se trata es que haya mayor competencia y que se tomen en cuenta a los electores. Y añadió: “la lucha que yo tengo no es para que desaparezcan los partidos políticos, sino que volteen para ver a la ciudadanía, sus necesidades”.

El gran problema es que “el poder es adictivo y transforma a las personas” y hace que los partidos políticos busquen poner al siguiente candidato para que “tapen” los malos manejos que hicieron mientras gobernaron.

Advertisements