Senadores del PRI, encabezados por Emilio Gamboa, insistieron en una iniciativa para adelgazar al Congreso de la Unión, al eliminar 100 de los 200 diputados federales de representación proporcional (plurinominales) y a los 32 senadores electos por este principio.

En agosto del 2014, el entonces presidente del PRI, César Camacho, incluso promovió una consulta popular para el tema.

Hoy, un año después, los senadores priistas lo retoman de cara a una posible reforma electoral.

“Coincidimos plenamente que reducir para el caso de la Cámara de Diputados de 500 a 400 el número de miembros y para el Senado de la República de 128 a 96 legisladores contribuirá a fomentar el ahorro del gasto público, a facilitar los acuerdos, a trabajar con mayor eficiencia y, sobre todas las cosas, a responder a una demanda que por años ha expresado la ciudadanía sobre el extenso número de legisladores”, establece la iniciativa.

México se ahorraría con la eliminación de 132 plurinominales al menos 223 millones 428,000 pesos al año tan sólo por dietas y apoyos económicos de estos legisladores; de acuerdo con Roy Campos, de Consulta Mitofsky, más de 80% de las iniciativas de ley y prácticamente todas las comisiones del Congreso son representadas y presididas por legisladores que llegaron por la vía proporcional.

En el Senado, por ejemplo, son legisladores del PRI por este principio los líderes sindicales Carlos Romero Deschamps, Joel Ayala y Armando Neyra. Del PAN están el ex secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, y el presidente de la Cámara, Roberto Gil. Del PRD está el coordinador y la vicecoordinadora de la bancada, Miguel Barbosa y Dolores Padierna, respectivamente.

5048c61940385beb6e0033cf

Advertisements