Con facilidad, y jugando como visitante, el Chelsea cumplió con goleada de 4-0 sobre el Maccabi Tel Aviv. El conjunto inglés venció gracias a su eficacia a balón parado, aunque el triunfo del Dinamo de Kiev en Oporto le obliga a jugarse la vida en la última jornada frente al conjunto luso en Stamford Bridge.

Gary Cahill abrió la cuenta a los veinte minutos, al aprovechar un rechace del portero ante un remate propio. La diferencia por la mínima se mantuvo hasta la segunda parte, donde el equipo de Mourinho se destapó con otras tres anotaciones que pusieron a gozar a su afición.

Fue al 73′ cuando Willian logró el 2-0 gracias a un magnífico cobro de tiro libre que venció al guardameta rival; casi inmediatamente de la anotación del brasileño llegaría el tercero de la noche, cortesía de Oscar. El carioca encontró el premio a su trabajo al rematar de cabeza un centro milimétrico desde la izquierda del ghanés Abdul Baba Rahman, esto al 77′.

En el tiempo agregado, Kurt Zouma, que reemplazó al lesionado John Terry, completó el 4-0 con un tanto que llegó en tiro de esquina; el claro triunfo del Chelsea de Mourinho se dio en un partido que dominó de principio a fin; ahora, tendrá que enfrentar al Porto para lograr su pase a la siguiente ronda.

 

(RÉCORD)