Tuve la oportunidad de entrevistar a la Periodista y corresponsal Belga Emmanuelle Steels quien desde hace ocho años vive en nuestro país y que se ha destacado por lo intenso de su investigación sobre el caso de los Zodíaco (para todos aquellos que no lo recuerden, la banda lidereada por Florence Cassez e Israel Vallarta, de quién todo mundo parece haberse olvidado ya.)
Aquí les comparto lo que conversamos en esa ocasión con motivo de la presentación de su libro “El Teatro del Engaño” editado por Grijalbo y en cuyo contenido se desarrolla toda su investigación al respecto.

Paloma Cuevas: ¿Qué te llevó a llegar a México?

Emmanuelle Steels: Llegué interesada en lo que ocurría en México, en ese momento convulso tanto en la vida política como social, en la justa transición a la democracia y con el surgimiento del narcotráfico. Eran momentos de fuertes cambios en México.

 

P.C: ¿Cómo se ve México desde afuera?

E.S: Pues yo me siento muy integrada, después de ocho años ya no tengo una mirada tan fría. México cuenta con una cultura rica en historia y muy profunda. A pesar de los problemas surgidos a través de la violencia y la desigualdad.

La cultura mexicana irradia por el mundo riqueza construida a través de los siglos y sin embargo se ha llegado a esto que hoy se vive como resultado de una crisis social, educativa y de violencia.

 

P.C: ¿Cómo viviste tu llegada a México?

E.S: Llegar a la Ciudad de México se imagina inmensa, impersonal, con más de veinte millones de personas y sin embargo es una Ciudad muy vivible.

 

P.C: ¿Acaso la ciudad te abrazó?

E.S: Más bien la amabilidad de la gente, su calor humano que contrasta con los problemas que atraviesan al país. Es sorprendente que esta ciudad tenga una población amable y humana que enfrenta problemas en muchas ocasiones inhumanos.

 

P.C: Cuéntame del momento histórico en que llegas a México.

E.S: Pues bueno, llegué como corresponsal del Periódico Liberación que es en Francia el equivalente a lo que en México hace la Jornada, con interés en conocer del caso de la Francesa Florence Cassez quien había sido sentenciada en el 2005, una primera vez sin la repercusión mediática y que sin embargo en 2009 realiza la apelación de su caso, en marzo de 2009 para ser más exactos, habiendo sido condenada a 60 años de prisión y justo cuando el entonces presidente francés Nicholas Sarkozy realizaba la reclamación de los derechos de Cassez, teniendo como marco el involucramiento de la reputación de Francia y de la palabra del presidente.

Entonces decidí realizar una investigación imparcial, e irme directo al expediente ya que a pesar de que existían muchos titulares al respecto, estos no aportaban información de fondo.

Así que en cierto momento Florence Cassez dio acceso a un par de corresponsales francesas y a mí y nos repartimos el expediente.

 

P.C: ¿Y con qué te encontraste?

E.S: pues con que no había pruebas que demostraran su culpabilidad, solo señales de un montaje tanto jurídico como mediático.

 

P.C: ¿Qué tan difícil fue obtener el acceso al expediente?

E.S: Pues fue sorprendentemente fácil, tuve oportunidad de entrevistar a Luis Cárdenas Palomino y no tuve problema para tener acceso a Florence Cassez en el Penal de Tepepan.

Hay otra parte de esta historia que se ha dejado de lado, la de Israel Vallarta, quien en primera instancia fue llevado al reclusorio Oriente para después transferirlo al Penal de Máxima Seguridad del Altiplano.

 

P.C: ¿A qué diferencias te refieres?

E.S: Mientras que Florence Cassez contaba con todo el apoyo de su gobierno, Vallarta se encontraba con su gobierno en contra, con los obvios resultados de que en el caso Cassez, se tenían avances, mientras que en el caso Vallarta cada vez se encarcelaban a más miembros de su familia.

Esto obedeciendo a una evidente necesidad de las autoridades mexicanas de demostrar que la banda existía, de hecho durante tres momentos diferentes seis miembros de la familia Vallarta han sido detenidos.

Israel Vallarta ha sido torturado y amenazado y continúa encarcelado. El nueve de diciembre de este año hará diez años ya de su detención. No se le ha juzgado, continua con proceso en curso sin sentencia, que se ha ido alargando porque no se presentan a declarar ni los acusadores ni las víctimas.

Todos los miembros que han sido detenidos han pasado por tortura, no confesos, y obligados a firmar declaraciones.

Hace apenas dos meses se indicó que debe serle practicado a Israel Vallarta el Protocolo de Estambul, que es una serie de pruebas físicas, médicas y psicológicas para determinar si alguien ha sido víctima de tortura de manera reciente o pasada, esto gracias a la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

 

P.C: Platicado así parece toda una historia de terror.

E.S: De hecho es un caso excepcional en el que seis miembros de una misma familia se encuentran encarcelados por un mismo delito del que no hay pruebas que condenen, y que sin embargo uno de esos miembros está a punto de cumplir 10 años en prisión sin que le haya sido dictada aún la sentencia.

 

P.C. Supongo que la familia de Israel Vallarta debe estar ante dos escenarios: deseosa de contar su historia y al mismo tiempo atemorizada, ¿cuál es la realidad?

E.S: Existe desconfianza de parte de la familia Vallarta ante la prensa en general ya que no los ven como herramientas reales para hacer llegar la información a la sociedad.

 

P.C. ¿Cómo surge la idea de escribir este libro “El Teatro del Engaño”?

E.S.: Originalmente comenzó con la investigación de Florence Cassez, al llegar a su fin en 2012 me interesé en continuar con la investigación de estos seis hombres que probablemente a mi parecer podrían ser inocentes. Al realizar la investigación hablé con las víctimas y una de ellas dijo no poder hablar, lo cual genera suspicacias.

Al paso del tiempo las declaraciones se han vuelto más y más endebles.

Posteriormente Guillermo Osorno, me solicitó un artículo para la revista Gatopardo con la familia Vallarta y un editor de Random House se interesó en generar el libro a partir del artículo.

 

P.C. ¿Cuáles serían tus conclusiones al revisar el caso de “La Banda de los Zodíaco”?

E.S.: Florence Cassez funcionó como un distractor que nos hace olvidar la injusticia sobre una familia mexicana.

La mediatización de este caso resulta un montaje, en que existen hasta pruebas sembradas para demostrar la eficacia de la Agencia Federal de Investigaciones y existe también el involucramiento de estas personas de manera artificial, sin testimonios ni indicios reales que justifiquen su detención.

Creo que el hecho de que exista una repetición circular eterna de la misma farsa genera que a fuerza de ser repetida hasta el cansancio esta se convierta en una verdad.

En este show mediatizado se jugó con las emociones de las personas al presentar a los “secuestrados”, e incluir una madre y un niño, al mencionar que Florence Cassez quería mutilar al niño, y una mayoría de la gente que conoció del caso los enjuició desde antes de que la justicia tuviera la oportunidad de hacerlo.

Ellos fueron sentenciados antes de haber sido siquiera presentados ante un ministerio público.

 

P.C: Hablas de Florence Cassez y de este caso como un distractor. ¿De qué pretendía distraernos en ese momento?

E.S: Cuatro días antes de la transmisión del montaje televisivo se subió a YouTube un video en el que se veía a unos AFI’s entregando al cártel de Sinaloa a unos ZETAS para que fueran ejecutados por ellos.

Se pretendía desviar la atención de los AFIs y demostrar su eficacia en el combate a la criminalidad, de esta manera se consiguió y se obtuvo el éxito a través de la excesiva mediatización de la nota.

 

 

 

 

P.C: Ante una investigación de este tipo que desenmascara algo tan terrible y una injusticia de un nivel tan grande no me queda más que preguntarte ¿te sientes segura?

E.S.: Esa es una pregunta difícil, ya que yo siempre me he sentido segura en México, a pesar de que me impacta la suerte que corren los periodistas mexicanos pagando el precio por informar, eternamente conectados al botón de pánico, lo cual es una situación terrible para hacer llegar la información real.

 

En caso de estar interesados en esta información y en leer más acerca de la investigación de Emmanuelle Steels la opción es leer su libro “El Teatro del Engaño” editado por Grijalbo. 

 Por: Paloma Cuevas R.

Advertisements