Vista de una explosión de la coalición internacional contra integrantes de Estado Islámico (EI) en la ciudad siria de Kobani, visto desde la localidad Sanliurfa, Turquía. (EFE)

Al menos 52 civiles han muerto este viernes en un bombardeo lanzado por aviones de la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, contra posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la población siria de Bir Mahali, informó este sábado el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

En un comunicado, esta organización, que cuenta con una red de voluntarios sobre el terreno, aseguró que según los habitantes de la zona el número de víctimas mortales podría aumentar debido a que hay 13 personas desaparecidas.El Observatorio informó este viernes del ataque, pero se limitó a asegurar que había unas 70 víctimas entre muertos y heridos, sin ofrecer más detalles.

La ONG, que condenó lo ocurrido, agregó que los fallecidos pertenecen a al menos seis diferentes familias.

“Está claro que hubo errores en las informaciones (recogidas para lanzar el ataque)”, dijo por teléfono el director del Observatorio, Rami Abdelrahman, quien pidió una investigación sobre lo ocurrido y que los responsables sean juzgados.

Según Rami, al parecer, se dijo que había vehículos de yihadistas de Estado Islámico dentro de la aldea de Bir Mahali, por lo que se pregunta “¿Cómo han podido morir tantos civiles y ningún combatiente de Daesh (acrónimo árabe del Estado Islámico)?.

“Es una masacre”

“Normalmente (en los ataques) hay pérdidas civiles, una, dos, tres, seis… ¿Pero un número tan grande de civiles?, es una masacre, una masacre en todo el sentido de la palabra. Tiene que haber una investigación sobre quién dio la información”, continuó el responsable de la ONG.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos condena en los términos más enérgico esta matanza perpetrada por la coalición internacional contra una población del término municipal de Serrin en la provincia de Alepo, bajo el pretexto de la existencia de miembros de la organización Estado Islámico”, asegura la nota.

No ha habido ninguna reacción por parte de las fuerzas de la alianza internacional y Abdelrahman piensa que no se pronunciarán sobre lo ocurrido porque, según él, no suelen reconocer la muerte de civiles.

Para Abdelrahman, que denunció también los bombardeos y ataques indiscriminados contra los civiles por parte de algunos grupos rebeldes o el grupo Estado Islámico, así como las incursiones aéreas por parte del régimen, subrayó que el “ciudadano sirio se ha convertido en la primera y última víctima en Siria”.

Según el Observatorio, desde que el pasado 23 de septiembre, la coalición internacional comandada por Estados Unidos, comenzó los bombardeos en Siria contra el EI, 66 civiles habían perdido la vida. Una cifra que, con los nuevos datos, se sitúa en 118.

Brigada de los Mártires Badr

En este sentido, recordó que un francotirador de las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, mató este viernes al máximo responsable de la Brigada de los Mártires Badr, Jaled Sarach, más conocido como Jaled Hayani, en la ciudad de Alepo (norte).

Según Abdelrahman, la Brigada comandada por Hayani es responsable de la muerte de al menos 568 civiles, entre ellos 130 niños, en bombardeos con proyectiles de morteros y de fabricación casera contra barrios residenciales en Alepo controlados por las autoridades centrales.

En cuanto a las fuerzas leales al Gobierno de Damasco, el Observatorio informó el pasado 20 de abril, de que en los últimos seis meses aviones y helicópteros del régimen habían lanzado 13.084 ataques, en los que murieron al menos 2.312 civiles y 704 hombres armados.

Desde el estallido del conflicto armado sirio, en marzo de 2011, más de 200.000 personas han perdido la vida, según Naciones Unidas, una cifra que el Observatorio eleva a más de 220.000.

222428-620-282

Advertisements