El viernes 13 de noviembre se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2016, el cual tuvo variaciones del propuesto por el Ejecutivo Federal, siendo exactamente una diferencia de 16, 928 millones de pesos, quedando con una cifra final de 4.7 billones de pesos en total.

Los cambios más importantes fueron los siguientes:

En educación se realizó un aumento de 5,000 millones de pesos quedando 1,500 para fortalecer programas de educación básica como escuelas de tiempo completo y para el desarrollo profesional docente, así como ampliaciones a proyectos culturales y a educación superior.

Para el campo, se aplicó una ampliación de 21 millones de pesos al programa concurrente de desarrollo sustentable de fomento a la agricultura, productividad rural y apoyo a pequeños productores.

El ámbito de salud contó con una ampliación de 2,500 millones de pesos, un monto superior del dos por ciento de lo propuesto originalmente, destinado a ayudar a personas que no cuentan con seguridad social y a fortalecer campañas de prevención y control de enfermedades como diabetes, sida, sobrepeso y obesidad, riesgos sanitarios, vigilancia epidemiológica, y atención a la salud materna, sexual y reproductiva.

Derechos de género cuenta con un incremento del 55 por ciento a fin de fortalecer los derechos de igualdad entre hombres y mujeres.

Finalmente, 12,000 millones de pesos se destinarán para infraestructura, sin establecer proyectos de forma detallada, solo se refieren a construcción y conservación de carreteras.

Lo más importante en el presupuesto es realizar una vigilancia detallada de cada peso destinado a cada programa, pues en el seguimiento existen muchas veces transferencias no aprobadas a las metas originales; esta vigilancia no debe realizarse solo por los legisladores, sino también por la sociedad civil a fin de estar atentos, pues llama la atención que un rubro como infraestructura sea siempre uno de los que tienen un gran beneficio, pero recordemos que este gobierno es el que siempre ha visto un negocio paralelo en la infraestructura carretera donde se concesionan la mayoría de las obras a empresas como OHL, vinculadas a actos de corrupción recurrente, de ahí la importancia de ser todos vigilantes de nuestro presupuesto.

Monica

Twitter@monicafragoso

Facebook Mónica Fragoso Maldonado

Mail fragosomonicatoluca@gmail.com