Desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se confirmó la sentencia de 40 años de prisión en contra del prófugo Rafael Caro Quintero, fundador del Cartel de Guadalajara.

La primera sala resolvió que no debía otorgársele un amparo al legendario narcotraficante para revocar la condena que se le impuso por el doble homicidio del exintegrante de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), Enrique Camarena Salazar, y el piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar; perpetrado el 9 de febrero de 1985.

De acuerdo con la demanda de garantías promovida por la defensa, se solicitó la protección de la justicia en virtud de que había violaciones graves al debido proceso tales como tortura en contra de coacusados, como es el caso de algunos testigos.

Se argumentó además que un no hubo un plazo razonable en el proceso penal; pues según dicen se dilató el desahogo de las pruebas por la cantidad de exhortos judiciales que se emitían derivado de las distancias que había entre el lugar de reclusión y los domicilios de los juzgados responsables de la causa penal.

El ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, ponente del proyecto de sentencia, advirtió que la negativa de amparo está sustentada en criterios que anteriormente ha sentado la sentado la Corte.

En el argumento específico de los coacusados advirtió que “no es viable alegar el tema de tortura cuando se trata de violación de derechos a un tercero  y quién lo alega no es parte en un proceso”.

Rafael Caro Quintero es considerado prófugo de la justicia puesto que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió el 23 enero de 2013 reactivar la orden de aprehensión en su contra tras revocar el amparo que lo puso en libertad.

Pendiente de resolver amparo sobre extradición El amparo solicitado por la defensa de Caro Quintero en contra de la orden de detención provisional con fines de extradición regresó al tribunal colegiado de origen por disposición de la primera sala.

La ponencia del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea consideró que había cuestiones técnicas que le faltó revisar al tribunal antes de enviarlo a la Suprema Corte.

Fuente: Azteca Noticias