LA MISTERIOSA FUENTE DE INGRESOS DE LÓPEZ OBRADOR
En redes sociales, Andrés Manuel López Obrador aseguró que Morena defenderá su propuesta de construir el aeropuerto alterno en la Base Aérea de Santa Lucía, en el Estado de México. Foto: Archivo Agencia EL UNIVERSAL/JMAPor muchos años los partidos políticos en México lucharon por tener acceso a los medios de comunicación, principalmente radio y televisión, para hacer la promoción de sus principios ideológicos y de sus candidatos en momentos de campaña electoral. El costo de la estrategia de difusión por estos medios era muy elevado, de manera que tenían que pagar más de 70 por ciento de sus recursos, en la compra de los tiempos para la difusión de sus spots.

El partido con más dinero tenía más tiempo de exposición en la radio y televisión y los otros quedaban en desventaja, lo que suscitó controversias, entre partidos y en el poder legislativo, que originaron que en la Reforma Política de 2007 se incorporara un capítulo al Código de Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), dedicado al uso de los tiempos oficiales y del Estado por parte del, hoy, Instituto Nacional Electoral, que tiene el objetivo de evitar inequidades, dispendios y procurar la equidad de los partidos en el acceso a la radio y televisión, para que utilicen estos espacios en la difusión de sus principios ideológicos y presentación de sus candidatos a los puestos de elección.

En el contexto de una conferencia dictada en la Universidad Anáhuac, el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones, dijo que el presidente del CEN del PAN, Ricardo Anaya, lo mismo que el presidente del Consejo Nacional del Morena, Andrés Manuel López Obrador, se promocionan utilizando los tiempos oficiales de televisión destinados a difundir la ideología de los partidos, y los calificó de tener una conducta tramposa, inmoral y poco ética.

Dijo Beltrones que aprovechan un vacío legal para promover su imagen con la pretensión de obtener una candidatura en el futuro, con lo que construyen un “piso disparejo” cuyo efecto futuro podría ser una contienda electoral inequitativa.

“Ustedes ven en la televisión que aparecen dirigentes de partidos políticos promocionando su figura en los tiempos oficiales, y eso es lo que yo llamo conducta tramposa, lo está haciendo el señor Andrés López Obrador, también Ricardo Anaya, lo podrían hacer otros partidos políticos. Yo insto a los dirigentes de los partidos políticos -ya sean presidentes, secretarios o líderes morales de los partidos políticos- a que dejen los espacios oficiales que son para los partidos políticos, y eviten el estar promoviendo sus personas. Eso es trampa”.

Informó el presidente del PRI en su conferencia que solicitará a senadores y diputados de su partido que elaboren una iniciativa en la que se prohíba el abuso de los tiempos oficiales por parte de los dirigentes de los partidos. También comentó que les pedirá presentar una iniciativa “para regresar al financiamiento privado en materia de spots y que cada uno de los partidos o aspirantes financien sus propios tiempos en medios de comunicación, con base en los precios de las empresas.”

Manifestó Manlio Fabio Beltrones que hoy día están programados más de un millón 300 mil spots, en los cuales se gasta aproximadamente 500 millones de pesos por cada aspirante a alguna candidatura.

Estas cifras estarían indicando la cantidad de dinero que invierte el Estado, o sea el pago de los contribuyentes, para que los partidos políticos divulguen sus plataformas ideológicas, lo que no sucede si los dirigentes de los partidos los utilizan para su promoción personal.

En el pasado proceso electoral federal de junio, la totalidad de la propaganda del partido Morena, impresos, radio y televisión fueron elaborados con la imagen y la voz de Andrés Manuel López Obrador, lo que implica que en la promoción de su imagen, asociada a la de su partido, utilizó cientos de millones de pesos en la difusión de millones de spots de radio y televisión y todo tipo de impresos que él no hubiera podido pagar, en particular cuando su fuente de ingresos es un misterio.

Por estos días el periódico 24 Horas publicó en su primera plana una nota en la que informa que: “Contrario a lo afirmado por Andrés Manuel López Obrador de que su sostén económico son las aportaciones legales realizadas por militantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ese partido reconoció que no ha transferido ningún recurso al ex candidato presidencial.”

Según 24 Horas la respuesta oficial de Morena implica que López Obrador mintió al afirmar que vive de los recursos que le aportan los militantes, pues la secretaría de Finanzas, no le ha canalizado “ningún dinero proveniente de aportaciones de militantes.” Por eso la cabeza de la nota dice: “Un misterio, la fuente de ingresos de AMLO”, con lo que se reitera la pregunta que hace algunas semanas le planteó Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, cuando le pregunto de qué vivía.

Lo que queda claro de este asunto es que en México hacer propaganda no es caro porque la pagamos entre todos y que la audacia de unos “vivos” hace que para ellos la promoción de su imagen para alcanzar el poder no pase por el desembolso de su propio dinero.

Nada más barato que lo gratuito. Esta es la máxima que mueve a los políticos de todos los signos y colores. Algunos tienen más saliva y por eso comen más pinole. Nuestro pinole. Si el día de mañana el Peje dice en la plaza pública que su Morena le pago la campaña, sabremos que miente porque son los recursos públicos que salieron del trabajo de todos. Todos le financiamos la campaña.

Si llega a prosperar la iniciativa, mencionada por Beltrones, para que partidos y candidatos paguen sus spots, sus tiempos en radio y televisión, ya sabemos que el Peje se va a oponer y mandará a sus legisladores a tomar la tribuna para que griten que la Mafia del Poder lo quiere bloquear.

  
El universal