El descarrilamiento de un tren de alta velocidad (TGV, en sus siglas en francés) en pruebas causó hoy al menos siete muertos junto a la localidad de Eckwersheim, confirmó hoy a Efe la Prefectura de Alsacia (este de Francia).

A bordo del tren iban 49 técnicos de la compañía de ferrocarriles SNCF, precisó la fuente, según la cual el número de fallecidos podría aumentar porque hay al menos 11 heridos muy graves.

La Prefectura avanzó que en principio nada apunta a una hipotética vinculación con los atentados que asolaron París anoche, en los que hubo al menos 127 muertos, y señaló que se da prioridad a que el tren descarrilara por un exceso de velocidad.

El diario “Dernières Nouvelles d’Alsace” detalla en su edición digital que, de acuerdo con testigos, el tren volcó y parte de los vagones cayeron a un canal, antes de incendiarse.

Varios heridos tuvieron que ser trasladados a los hospitales en helicóptero, agrega el periódico, que indica que el secretario de Estado de Transporte, Alain Vidalies, y la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, van a trasladarse al lugar del siniestro.

Advertisements